Translate

11 abr. 2013

KRAKING

El título de la entrada quería ser "Fracking" pero, subconscientemente, lo escribí como "Kraking"... y al final he decidido dejarlo así puesto que la palabra "krak" es sonoramente muy apropiada para esta técnica; y el Kraken, ese gigantesco monstruo mitológico con sus largos tentáculos, evoca a los pozos radiados necesarios para llevarla a cabo y a su peligro potencial.  

FRACKING

Hace poco más de un mes vinieron, desde La Segarra al ateneo de Calafell, David Garcia y Jaume Moya de la PAF (Plataforma Aturem el Fracking), preocupados por la larga sombra que desde hace algún tiempo planea sobre nuestro territorio, el Fracking. Nos explicaron, en general, en qué consiste la técnica en sí y en concreto  los proyectos de prospección “Darwin” y “Leonardo” (que, como muy bien apuntaron, son nombres de aire “científico” muy oportunamente escogidos como estrategia de márketing para disfrazar de racionalidad la voraz codicia) que la empresa Montero Energy tenía pendiente de aprobar en su comarca y los velados intereses que podían andar detrás. La charla fue larga e intensa… como sólo ocurre cuando al conocimiento se suma la preocupación y el amor… amor por la Tierra y el territorio, preocupación por su calidad de vida y su futuro…  Así que si queréis informaros bien sobre esta técnica de extracción de gas no convencional, visitar su blog  http://aturemfracking.wordpress.com/ dónde podréis encontrar abundante documentación y artículos sobre el tema (para los que no sabéis catalán y no usais chrome o un navegador con opción de traducción de página, el traductor de google http://translate.google.es/ va relativamente bien.

Lo cierto es que después de ese día hemos tenido buenas noticias en Catalunya –pequeñas y a la vez grandes victorias- pues algunos proyectos de prospección que se habían concedido o estaban por conceder se han suspendido cautelarmente o por defectos de forma...  Así que “Darwin” y “Leonardo”, de momento, pueden seguir descansando en paz. 
Y hace unos días... ¡la última buena noticia! En Cantabria queda prohibida la técnica por unanimidad del parlamento. Sin embargo, hay que estar atentos, el fracking sigue amenazando a toda la península ibérica y parte del extranjero!

Mi pequeña aportación sobre este tema viene dada porque, casualmente, este cuatrimestre tengo la asignatura “Riesgos Geológicos” y aunque trata, principalmente, de procesos naturales que pueden ser riesgos para nosotros, también se tiene en cuenta la interacción humana que, en ocasiones, puede evitarlos, atenuarlos, acentuarlos o  provocarlos. Aunque en todo el temario no se hace referencia al “fracking”, sí aparecen algunas actividades antrópicas que pueden provocar terremotos. 

Sabiendo que la técnica del “fracking” -o “fractura hidráulica”- consiste en romper la roca  que contiene las deseadas “burbujas” de combustibles fósiles;  inyectando, a través de profundos pozos en el subsuelo –primero en vertical y luego en horizontal-, una mezcla de agua, arena y productos químicos a presión; no hace falta ser un lince para ver claramente que es perfectamente extrapolable a una de las causas que, apunta el libro de la asignatura, puede provocarlos.

Aunque menos indudable que los terremotos es la contaminación del suelo, de los acuíferos y corrientes superficiales y las penosas consecuencias para la fauna, la flora y lógicamente la ganadería, la agricultura y la vida humana... no voy a tratar sobre ello, aquí me limito a exponer lo que estudios científicos desde los años 60 han constatado en referencia a terremotos provocados por causa humana. A continuación transcribo un trozo de texto del libro “Riesgos Naturales. Procesos de la Tierra como riesgos, desastres y catástrofes” de Edward A. Keller y Robert H. Blodgett. Edit. Parson Pentice Hall

"Terremotos causados por la actividad humana. 
Tres modos en los que las acciones del hombre han provocado terremotos son los siguientes:
Carga de la corteza terrestre. Por ejemplo al construir una gran presa y su embalse
Inyección de líquido residual en el suelo a profundidad a través de pozos de residuos
Explosiones nucleares subterráneas”
(….)
“Eliminación profunda de residuos. A principios de la década de 1960 un experimento sin planificar del ejército estadounidense proporcionó la primera prueba directa de que inyectar fluidos en la Tierra puede provocar terremotos. Desde abril de 1962 hasta noviembre de 1965 la zona de Denver, Colorado, sufrió varios cientos de terremotos, muchos más de los que se producen normalmente en año y medio. El terremoto más grande, un M 4,3 causó temblor suficiente para tirar las botellas de los estantes en las tiendas. El geólogo David Evans localizó la fuente de los terremotos en el Arsenal de las Montañas Rocosas, una instalación de armas químicas en el noreste de Denver. Los residuos líquidos de la planta estaban siendo inyectados a presión en un pozo residual a una profundidad de 3.600 m de la Tierra. El líquido inyectado aumentó la presión del fluido subterráneo y causó el deslizamiento de numerosas fracturas en rocas metamórficas. Evans demostró una correlación elevada entre el ritmo de inyección de residuos y la localización y frecuencia de los terremotos. Cuando la inyección de residuos paró también lo hicieron los terremotos. La inyección en pozos profundos también ha desencadenado terremotos en Ohio y Texas. 
El admitir que la inyección de fluidos en la Tierra podía desencadenar un terremoto fue un avance importante porque atrajo la atención a la relación entre presión de fluidos y terremotos. Estudios posteriores de zonas de subducción y cinturones de plegamientos activos sugieren que en muchas zonas donde se producen terremotos existe una presión elevada de fluidos. Una hipótesis es que la presión del fluido se eleva en una zona hasta que las rocas se rompen, lo que desencadena un terremoto y la descarga de fluido hacia arriba."

Este último punto es realmente significativo… ¡sí que fue “un avance importante”! ya que en este conocimiento se basa, precisamente, la técnica de la fractura hidráulica: la presión del fluido rompe las rocas metamórficas que contienen el gas, dejándolo escapar -junto al resto del fluido inyectado- hacia arriba, dónde se puede atrapar y almacenar para su posterior distribución y venta. Sin embargo, el problema de los terremotos -y sus riesgos asociados- no se han tenido en cuenta al aplicar estos conocimientos.

Los daños que causan los terremotos, pueden ser directos, a causa del temblor y la ruptura del suelo, o indirectos: un terremoto es a su vez  causa de otros riesgos naturales como incendios, enfermedades o deslizamientos del terreno.
Grandes terremotos –de magnitud superior a la que pueden alcanzar los terremotos causados por actividades humanas- pueden provocar cambios regionales en la elevación del terreno que pueden causar daños importantes en zonas costeras y a lo largo de arroyos, subiendo o bajando el nivel de aguas subterráneas. Estas importantes vibraciones pueden producir el fenómeno de la licuefacción, que es un proceso realmente curioso: el suelo sólido a poca profundidad de la superficie pasa a un estado líquido, se convierte en “arenas movedizas” a causa de la presión del agua subterránea que mantiene en suspensión las partículas de suelo, de manera que edificios y puentes se desploman, salen a la superficie depósitos y tuberías subterráneos o pilares de puentes y otras estructuras… ¡fascinante!  

Los incendios son daños indirectos que pueden suceder cuando, a causa del temblor de tierra, se rompen cables eléctricos y caen sobre materiales inflamables de los edificios o la vegetación. Si además, a causa del temblor, se rompen tuberías de gas o depósitos de otros combustibles se pueden producir explosiones que pueden producir más daño que el terremoto en sí. De la misma manera, las enfermedades pueden llegar a ser epidemias cuando a causa del terremoto se rompen las tuberías de agua y el alcantarillado, contaminándose el agua de consumo con agentes causantes de enfermedades como, por ejemplo, el cólera.

Los deslizamientos de tierra son fenómenos naturales que, por lo general, suceden por la fuerza de gravedad, las características geomorfológicas del terreno, el sedimento y las condiciones meteorológicas o climáticas locales. También pueden producirse a consecuencia de un temblor sísmico no necesariamente muy importante, sobre todo, si se produce en una zona previamente despejada de vegetación a causa de la urbanización, la agricultura u otras actividades humanas. 

Los deslizamientos pueden provocar graves daños a estructuras humanas e incluso a vidas humanas y, en casos extremos, sepultar pueblos o vecindarios enteros. Además, el deslizamiento de tierra, no tiene porqué ocurrir necesariamente en el momento del terremoto, o inmediatamente después, como en los casos de licuefacción e incendios, sino que puede suceder en cualquier momento, pasado cierto tiempo desde el terremoto, según las características de la zona y ciertos factores (inclinación del terreno, compactación del suelo, planos de estratificación y fracturas de la roca, cantidad de vegetación, lluvias, etc. ).  El terremoto sería el agente desencadenante o amplificador que precipitaría el deslizamiento de tierras o rocas que de otra manera probablemente no llegaría a suceder.

Los terremotos suelen producirse a lo largo de fallas, roturas de la roca, que en no pocas ocasiones no llegan a aflorar a la superficie. Debido a que las placas tectónicas están en movimiento, en el plano de falla –o plano de rotura- dos bloques de roca se deslizan uno respecto al otro con cierta dirección y ángulo. Fallas internas son las responsables, en no pocas ocasiones de incomprensibles grietas en edificios (otras causas a parte, como la mala calidad de los materiales de construcción o la edificación sobre capas de sedimento no consolidado).

La fractura hidráulica produce toda una serie de roturas en la roca, con lo cuál no resulta complicado deducir que todo lo que se asienta, en determinado radio, sobre ese territorio queda comprometido y en riesgo de terremoto -y otros riesgos asociados-. 

Otro tema es que puedan llegar a suceder o no, y que sea durante la explotación del gas, inmediatamente después o al cabo de cierto tiempo... Estamos hablando de riesgos: sucesos potencialmente peligrosos que pueden llegar a suceder.

_____________________________________
Los dibujos también son del mismo libro de texto




1 comentario:

  1. Y ahora el ministro petrolero Soria apuesta por el "kraking". Y las renovables que se pudran....

    ResponderEliminar